Coffee Cake y caramelo salado

IMG_0383

Muchísimo tiempo sin publicar…. no estaba segura de continuar haciéndolo pero he compartido ésta foto en mi Facebook personal y bueno, a “petición popular” aquí les comparto ésta maravilla. De seguro alguien se anima a prepararla y después, a contarme qué le pareció ♥

Ingredientes para el relleno y cobertura:

  • 1/4 taza de azúcar moreno (firmly packed brown sugar)
  • 1/4 taza de azúcar
  • 1 taza de nueces pecanas picaditas
  • 1 cucharadita de canela
  • 3/4 taza de harina
  • 60 gramos de mantequilla sin sal y bien fría
  • 1/2 cucharadita de vainilla

Ingredientes para la masa:

  • 213 gramos (2 barras) de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 1 taza de azúcar
  • 2 huevos
  • 1 cucharadita de vainilla
  • 1 taza (8 onzas) de crema agria/sour cream
  • 2 tazas de harina
  • 1 y 1/2 cucharaditas de polvo de hornear (levadura química/baking powder)
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato de soda (baking soda)
  • 1/2 cucharadita de sal

Procedimiento:

  1. Forrar el fondo de un molde desmontable de 9 pulgadas (23 cm) con papel pergamino o de horno y enmantecar los costados. Reservar. Precalentar el horno a 325ºF.
  2. Para el relleno y la cobertura, en un recipiente mezclar los dos tipos de azúcar, con la canela, la sal y las pecanas picaditas. De ésta mezcla, apartar 1/2 taza que utilizaremos para el relleno y reservar. En otro recipiente colocar la harina y con un estribo o dos cuchillos cortar la mantequilla bien fría hasta formar un granulado. Añadir a la mezcla restante anterior, agregar vainilla y mezclar.  Conservar ésta cobertura en la nevera hasta utilizar.
  3. Para la masa, en un recipiente cernir la harina, bicarbonato de soda, polvo de hornear y sal.
  4. Batir la mantequilla con el azúcar hasta esponjar. Añadir los huevos de a uno, batiendo bien luego de cada adición. Agregar vainilla y mezclar.
  5. Agregar los ingredientes secos, intercalando con la crema agria, comenzando y terminando con los secos.
  6. Colocar un tercio de la masa en el molde y alisar con espátula. Espolvorear por encima la mitad de la mezcla de azúcar y pecanas. Cubrir con otro tercio de masa, alisar y espolvorear con el resto del relleno. Cubrir con sobrante tercio de masa y alisar nuevamente. Retirar de la nevera la cobertura que teníamos reservada y cubrir el Coffee Cake con toda la mezcla.
  7. Hornear de 70 a 75 minutos o hasta que al insertar un palillo en el centro del Cake, éste salga limpio.
  8. Retirar del horno y enfriar sobre rejilla. Retirar el aro del molde y enfriar por completo en la base del mismo.

Para el caramelo salado:

  • 1 y 1/3 tazas de azúcar
  • 1/3 taza de agua
  • 3/4 taza de nata para montar / crema para batir / heavy cream
  • 1 cucharadita de pasta de vainilla
  • 1/2 cucharadita de sal

Procedimiento:

  1. Colocar el azúcar y el agua en un cazo y llevar a fuego medio. Preparar un caramelo color ámbar oscuro pero sin quemarlo.
  2. Retirar del fuego y con mucho cuidado, añadir un tercio de la nata, removiendo con espátula de silicona (la preparación burbujea y puede salpicar, es preferible utilizar un cazo no muy pequeño para evitar quemaduras). Seguir añadiendo toda la nata sin dejar de mezclar con la espátula hasta mezclar bien. Agregar pasta de vainilla y sal. Dejar enfriar y consumir a temperatura ambiente. Reservar bien tapado en la nevera.

Es un cake delicioso, con una buena taza de té o café y bañado con unos hilos de éste caramelo salado es un auténtico manjar. De más está decir que el caramelo salado puede ser utilizado en cualquier tipo de bizcochos, brownies, galletas, helado, etc., ya que su sabor tan peculiar combina con casi todo diría yo.

Espero que les guste, y sobre todo, que se animen y la preparen. Gracias por pasar a visitarme, se les quiere! 🙂

 

Carrot Cake – Bizcocho de zanahorias, pecanas y arándanos

IMG_4850editedEste es un cake muy otoñal y me encanta prepararlo en casa para ésta época porque me recuerda que pronto dejará de hacer tanto calor por aquí. Es increíble cómo en el correr de éste año que hemos cumplido mi familia y yo de vivir aquí en Belice, también hayan existido diferentes momentos para éste blog, porque no siempre se puede realizar aquí por ejemplo un helado, o unos macarons, ya sea por la gran humedad de la época de las lluvias o por el gran calor de la época seca. He tenido que aprender a ajustarme a las exigencias de la naturaleza de éste bosque tropical que se me impone de forma rotunda y sin treguas.

IMG_4841editedPero ya va finalizando la época de lluvias y llegando la época que más disfruto aquí, el invierno. Es un invierno entre comillas porque mucho frío no hace, pero sin embargo, el ambiente cambia, y lo más importante, me puedo meter en mi cocina y hornear a mi gusto muchas recetas que sólo puedo hornear durante ésta época del año. Y éste bizcocho es uno de ellos, porque la crema no resiste tanto calor, y como veis, se me quiso escurrir un poco por los costados y para poder tomarle fotos no os imagináis las veces que el pobre tuvo que entrar y salir del refri para no escurrirse por completo!

IMG_4873editedEs un bizcocho por demás recomendable, el aroma de las especias es delicioso durante y después del horneado y tanto la zanahoria como las pecanas y los arándanos le dan una textura y una jugosidad increíbles.

Ingredientes: Para 3 moldes de 6″ (15 cm aprox.)

  • 290 g (2 tazas) de harina todo uso
  • 200 g (2 tazas) de zanahorias ralladas finamente
  • 3 huevos L
  • 1 cucharadita de bicarbonato de soda (baking soda)
  • 145 g (3/4 taza) de azúcar
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 1/2 cucharadita de canela
  • 1 pizca de clavos de olor
  • 1 pizca de nuez moscada
  • 1 y1/4 taza de aceite (utilizo de canola)
  • 95 g (3/4 taza) de pecanas picaditas
  • 70 g (1/2 taza) de arándanos deshidratados, picaditos

Para el relleno y la cubierta de queso necesitarás:

  • 226 g (8 onzas) de queso crema a temperatura ambiente (Philadelphia)
  • 3/4 taza de azúcar glas, cernida
  • 1 taza de nata para batir ( heavy cream) bien fría
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla en pasta, o líquida

Procedimiento:

  1. Engrasar los lados de tres moldes desmontables de 15 cm de diámetro y forrar el fondo con papel pergamino o encerado. Precalentar el horno a 350ºF (170º C).
  2. Colocar todos los ingredientes en el bol de la batidora, excepto los arándanos y las pecanas.
  3. Con el accesorio “pala” batir a baja velocidad hasta integrar. Aumentar la velocidad y batir hasta obtener una masa homogénea. Con espátula de silicona integrar las pecanas y los arándanos.
  4. Repartir la masa en los moldes de manera uniforme, y llevar al horno sobre una placa de hornear galletas. Hornear de 30 a 35 minutos o hasta que al insertar un palillo en el centro de uno de los bizcochos, éste salga limpio.
  5. Retirar del horno y dejar enfriar sobre rejilla por diez minutos. Pasado éste tiempo, desmoldar y dejar enfriar por completo. Una vez fríos, guardar los bizcochos en bolsas con cierre hermético en la nevera por un mínimo de 4 horas, o para mejores resultados, de un día para el otro.
  6. Para la crema de queso, cernir el azúcar glas y colocarla en el bol de la batidora junto con el queso crema. Batir con el accesorio “pala” hasta suavizar por completo, cuidando que no nos quede ningún grumo.
  7. En otro bol, batir la nata hasta obtener picos firmes. Luego, añadirla a la mezcla de queso y azúcar, procurando limpiar los lados del bol con una espátula. Batir sólo hasta integrar. Cuidar de no sobrebatir.
  8. Para el montaje del carrot cake, nivelar los tres bizcochos retirándole con un cuchillo de sierra la parte prominente. En el plato o bandeja que serviremos el bizcocho, untar el centro con una cucharadita de la crema de queso. Esto es para fijar el bizcocho y no se nos corra. Colocar uno de los bizcochos en el plato, con la base hacia abajo. Cubrir con una capa gruesa de crema de queso.
  9. Repetir la operación con el segundo bizcocho, y terminar con el tercero pero colocando la base hacia arriba. En éste punto, si tenemos miedo de que el bizcocho se nos pueda resbalar al cortarlo (tened en cuenta que es un bizcocho muy alto para su circunferencia), colocar un palillo de brochette en el centro del bizcocho, cortado de la misma altura.
  10. Con una espátula de decorar, cubrir los lados y el tope del bizcocho y dejar enfriar unos 30 minutos. Pasado éste tiempo, cubrir con una segunda capa de crema, tratando de alisar bien la parte superior y volver a enfriar unos 30 minutos. Pasado éste tiempo, tomaremos una cuchara pequeña y con el dorso de la misma la iremos por el costado del bizcocho, desde abajo hacia arriba. Repetiremos éste movimiento uno pegado al otro, hasta completar toda la circunferencia del bizcocho. Por último, decorar por encima con pecanas picaditas.

IMG_4872editedIMG_4878editedHe preferido extenderme un poco en la explicación para que no tengáis dudas, pero os aseguro que es muy fácil de realizar!!!! Un besito y gracias por estar siempre por aquí conmigo!

Cupcakes de chocolate, crema y mini oreos

IMG_4763editedEn busca del “cupcake de chocolate perfecto” siempre me aventuro a probar diferentes recetas, y ésta es una que me ha gustado muchísimo. Una masa muy jugosa y de increíble sabor,  perfecta para acompañar con un poco de crema batida o un ganache de chocolate, o un merengue italiano, con cualquier cobertura creo que quedarían perfectos. En mi caso opté por una nata batida saborizada con un poco de extracto de vainilla en pasta, y el resultado ha sido fantástico. Y para darle un toque diferente, le coloqué una mini oreo lo que le aportó una textura sumamente agradable.

Ya nos vamos acercando al primer cumple blog de éste espacio y estoy emocionadísima por compartir con ustedes ése gran momento!! Gracias por todos los que están participando del sorteo y muchísima suerte!!!! Para los que aún no se han inscrito en el mismo, aquí les dejo el enlace para que podáis hacerlo. Recuerden que es para todo el mundo. No te quedes fuera! 😉

IMG_4743Ingredientes: (para 12 cupcakes)

  • 110 g (2/3 taza) de harina todo uso
  • 1 cucharadita de polvos de hornear (levadura química – baking powder)
  • 1/8 cucharadita de bicarbonato de soda (baking soda)
  • 1/8 cucharadita de sal
  • 25 g (1/4 taza) de cacao en polvo
  • 40 g (3 cucharadas) de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 160 g (3/4 taza) de azúcar
  • 1 huevo
  • 1/4 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1/2 taza de leche

Para la cobertura necesitarás:

  • 1 taza de nata para montar (crema doble – heavy cream)
  • 3 cucharadas de azúcar (o al gusto)
  • 1/4 cucharadita de extracto de vainilla en pasta (vanilla paste)

IMG_4746Procedimiento:

  1. Precalentar el horno a 350º F (170º C). Colocar 12 cápsulas/capacillos en un molde para muffins y reservar.
  2. Cernir la harina, el bicarbonato de soda, el polvo de hornear, la sal, el cacao y reservar.
  3. En el bol de la batidora colocar la mantequilla y el azúcar y batir a media velocidad. El azúcar quedará como granulado porque la cantidad de mantequilla es muy poca para que esponje, es así como debe quedar.
  4. Añadir el huevo y batir hasta integrar bien. Agregar la vainilla y mezclar.
  5. Comenzando y terminando con los ingredientes secos, los añadiremos a la mezcla anterior, intercalando con la leche. Mezclar bien.
  6. Con una cuchara de servir helado colocar la masa en las cápsulas y llenarlas sólo hasta la mitad. Hornear de 15 a 17 minutos o hasta que al insertar un palillo en el centro de un cupcake, éste salga limpio.
  7. Retirar del horno y dejar enfriar sobre rejilla por 5 minutos, pasado éste tiempo, retirar del molde de  muffins y enfriar por completo sobre rejilla.
  8. Colocar la nata en el bol de la batidora y con el accesorio globo, batir a media velocidad mientras que añadimos el azúcar de a poco. Agregar la pasta de vainilla y batir hasta obtener la consistencia deseada.
  9. Una vez que los cupcakes hayan enfriado por completo, colocar la crema en una manga pastelera con boquilla rizada y decorar. Darle terminación colocando una mini oreo encima. Si no tenemos mini oreos decorar con grajeas de colores o al gusto.IMG_4756edited

Están deliciosos!! Con una taza de café……mmmmm!!!!!! imperdibles!

Layer cake de chocolate, crema de mascarpone y cerezas

IMG_4325La semana pasada he tenido la dicha de “vacacionar” y para ello he viajado a México. Hemos pasado mi familia y yo unos días espectaculares, visitando familiares entrañables que nos han hecho sentir como reyes durante una semanita, colmándonos de atenciones y de todo su cariño. Y por si esto fuera poco, también hemos paseado y hecho “compritas”.

IMG_4304editedDe allí me traje éstas deliciosas cerezas que hoy he decidido utilizar para éste bizcocho y homenajear así a mi esposo en su cumpleaños, y de hecho ha resultado ser uno de sus preferidos, así que me he sentido muy feliz con el resultado. La combinación del chocolate, el queso mascarpone con la nata para montar y las cerezas frescas nos han dejado con ganas de repetir, así que creo que nos tendremos que dar otro paseíto por México a la brevedad 😉

IMG_4324editedPara la masa de éste layer adapté una receta del libro “Peggy´s Favourite Cakes & Cookies” de Peggy Porschen.

IMG_4317editedIngredientes: para un molde de 6″ (15 cm aprox.)

  • 112 g de harina todo uso
  • 8 g de cocoa en polvo (1 cda + 1/2 cdita + 1/4 cdita)
  • 1/4 cdita + 1/8 cdita de polvos de hornear (baking powder)
  • 1/4 cdita + 1/8 cdita de bicarbonato de soda (baking soda)
  • 1/4 cdita de sal
  • 56 g de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
  • 170 g de azúcar moreno (firmly packed brown sugar)
  • 2 huevos medianos semi batidos (si duplicas la receta, utilizar 3 XL)
  • 56 g de chocolate semiamargo finamente picado (o chispas de chocolate)
  • 75 ml de leche

IMG_4298editedPara la crema de mascarpone necesitarás:

  • 113 g (1/2 taza = 4 onzas) de queso mascarpone
  • 250 ml (1 taza) de nata para montar / crema para batir / heavy cream
  • 70 g (1/3 taza) de azúcar
  • 1 cucharadita de vainilla
  • cerezas frescas o cualquier otra fruta para decorar

IMG_4316editedProcedimiento:

  1. Engrasar los lados de un molde desmontable de 15 cm de diámetro y forrar el fondo con papel pergamino o encerado. Precalentar el horno a 320ºF (160º C).
  2. En un bol mezclar la harina con la cocoa, el polvo de hornear, el bicarbonato de soda y la sal. Reservar.
  3. En una olla pequeña colocar el chocolate semiamargo con la leche y la mitad del azúcar moreno. Hervir a fuego medio mezclando ocasionalmente.
  4. En el bol de la batidora y con el accesorio “pala” batir la mantequilla con el resto del azúcar moreno hasta esponjar. Añadir los huevos semibatidos de a poco y batir hasta integrar bien.
  5. A baja velocidad agregar la mezcla de harina que tenemos reservada, y mientras el chocolate derretido junto a la leche están calientes, utilizando una jarra medidora, añadirlo a la masa, también a baja velocidad e integrar bien.
  6. Colocar la preparación en el molde y llevar al horno sobre una placa de hornear galletas. Hornear por 45 minutos aprox., o hasta que al insertar un palillo en el centro, éste salga limpio. Retirar del horno y dejar enfriar sobre rejilla 10 minutos. Desmoldar y dejar enfriar por completo. Una vez frío, guardar en bolsa hermética en el refrigerador, preferentemente de un día para otro.
  7. Para el montaje de la layer, con un cuchillo de sierra retirar la parte superior del bizcocho (ya que ésta parte quedará un poco crocante después del horneado, como un brownie) aunque si te gusta con ésa textura se lo puedes dejar. Luego dividir el bizcocho en tres capas iguales.
  8. Para el relleno, pondremos el queso mascarpone, la nata para batir y el azúcar en el bol de la batidora, y con el accesorio globo y a velocidad mínima batiremos para integrar bien. Lo haremos a mínima velocidad porque sino la nata para batir estaría lista antes de que el queso se haya integrado a ésta. Cuando la preparación se vea homogénea y casi lista, añadir la vainilla, subir un poco la velocidad y batir un minuto más.
  9. Colocaremos la primera capa del bizcocho en el plato o bandeja de servir, y con una manga de decorar y una boquilla lisa rellenaremos la superficie en forma circular, comenzando desde afuera hacia el centro . Repetir la operación con las dos siguientes capas.
  10. Con una espátula de decorar pequeña, alisaremos la última capa de crema sobre el bizcocho. Colocaremos crema en otra manga con boquilla risada y formaremos pequeños copos. Por último, decoraremos los copos con cerezas frescas o cualquier otra fruta de nuestra elección.

IMG_4375Les aseguro que es muy pero muy fácil y el resultado lo tenéis a la vista!

Bizcocho blanco, relleno y cubierto de nata y fresas

IMG_3521editedEste bizcocho lo he preparado en varias ocasiones, la misma receta para la masa pero con diferentes combinaciones de rellenos y cubiertas. Es exquisito además de ser muy versátil ya que combina bien con casi todo, y además, se mantiene muy bien durante dos o tres días en la nevera. Se le llama bizcocho blanco o “white cake” porque no lleva yemas, se prepara sólo con las claras de huevo.

IMG_3531editedPara ésta ocasión me decanté por fresas y nata para su relleno y decoración, y a pesar del calor intenso que tenemos por aquí, me apetecía un bizcocho como los de antaño, como los que hacía mi mamá, simplemente bañado con nata para montar. Con altas temperaturas es difícil de trabajar la nata, y como en éste caso, no queda totalmente firme  a pesar de su alto contenido graso. No es que se corte, porque si ése fuera el caso, el suero se separaría de la crema y tendríamos mantequilla, simplemente adquiere una textura diferente aunque su sabor no varíe en lo absoluto. El mismo calor no permite que tome una consistencia firme y nos queda una nata suave, pero ello no impide que podamos cubrir un bizcocho perfectamente; lo que no recomiendo es intentar decorar con manga y boquilla porque podemos fracasar. Hay quienes utilizan estabilizadores de nata pero como no tengo acceso a ése tipo de producto, pues tampoco me privo de ofrecer a mis seres queridos postres o bizcochos preparados con ésta deliciosa crema. También está la crema vegetal, pero para mí, no tiene el sabor tan exquisito de la nata.

IMG_3528editedPara el tiramisú que preparé hace un tiempo, todavía no hacía tanto calor aquí, pero además, trabajé con la manga y boquilla a primeras horas de la mañana, cuando todavía el sol aún no calentaba. Así es la nata para montar, muy delicada, de mucho mimo.

 Adaptada de Sweetapolita

Ingredientes: (para dos moldes de 8″ = 20 cm)

  • 5 (180 g) de claras de huevo a temperatura ambiente
  • 180 ml (3/4 taza) de leche a temperatura ambiente
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • 225 g (2 y 1/4 tazas) de harina para bizcocho cernida
  • 300 g (1 y 1/2 tazas) de azúcar
  • 12 g (1 cucharada + 1 cucharadita) de polvo de hornear (Royal, baking powder)
  • 4 g (3/4 cucharadita) de sal
  • 170 g (6 onzas) de mantequilla sin sal cortada en cubitos
  • 500ml (1/2 litro) de nata para montar
  • 6 cucharadas de azúcar (o al gusto) para endulzar la crema
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • fresas frescas

*Para la crema del relleno y cubierta, colocar la nata para montar en el bol de la batidora y con el accesorio globo comenzar a batir en mediana velocidad. Ir añadiendo el azúcar de a cucharadas y subir la velocidad. Integrar la vainilla y batir un par de minutos hasta obtener la consistencia deseada. Reservar en la  nevera hasta el momento de utilizar.

** Se pueden humedecer los bizcochos ya sea con algún sirope, o con algún jugo, en éste caso la degustamos sin más, e igualmente estaba deliciosa.

Procedimiento:

  1. Forrar la base de dos moldes desmontables con papel pergamino y engrasar bien los costados. Precalentar el horno a 350ºF (180ºC).
  2. En un pequeño bol mezclar las claras de huevo con 1/4 taza de leche y la vainilla. Reservar.
  3. Colocar todos los ingredientes secos en el bol de la batidora y con el accesorio “pala” mezclarlos a baja velocidad.
  4. Añadir la mantequilla y la leche restante y mezclar a velocidad baja, sólo hasta que los ingredientes se hayan humedecido. Aumentar la velocidad y batir por dos minutos.
  5. Con una espátula de silicona desprender la masa de las paredes del bol. Agregar la mezcla de claras a la misma en tres veces, batiendo unos 20 segundos luego de cada adición.
  6. Dividir la masa entre los dos moldes, tratando de que sea en cantidades iguales, y con una espátula pequeña alisar la superficie.
  7. Colocar los moldes sobre una bandeja de hornear galletas y hornear por aproximadamente 35 minutos, o hasta que al insertar un palillo en el centro del bizcocho, éste sale limpio. Retirar y enfriar en rejilla por 10 minutos, luego desmoldar y dejar enfriar por completo. Si no hay prisas, guardar los bizcochos en envases herméticos y dejar en la nevera de un día para el otro, la miga se asentará y será más fácil rellenar y decorar.
  8. Para montar el bizcocho, con un cuchillo de sierra cortaremos el tope que haya quedado sobresaliendo de ambos. Colocar uno en un plato o bandeja para servir, con el corte hacia arriba, y encima untar una capa gruesa de la crema que hemos preparado con anterioridad. Arriba de la crema colocar fresas cortadas en láminas.
  9. Colocar el segundo bizcocho encima del primero, con el corte tocando la crema, es decir, nos quedará la base del bizcocho hacia arriba. Untar los costados y el tope con una capa fina de nata y llevar a la nevera por 30 minutos. Terminar la decoración con otra capa más gruesa de la crema y con fresas rebanadas, que barnizaremos con un poco de mermelada de fresas. Mantener en el frío.

La foto del corte no es muy buena porque éste bizcocho fue para una cena en la cual tuvimos invitados en casa, así que la tomé de noche y medio corriendo! 🙂 Pero no quería dejar de mostrarles cómo queda por dentro, espero os guste!IMG_3536edited