Bundt cake de calabaza y chocolate

IMG_3495editedAyer a última hora del día preparé éste delicioso bundt cake para poder degustarlo hoy en nuestro desayuno y como desayunamos a las 6 y 30, pues no me dio tiempo ya para tomarle fotos al bizcocho entero. Lo siento, los comensales tenían apuro! 😉

IMG_3480editedEs un bizcocho de calabaza (zapallo, auyama) sumamente jugoso, he probado varias recetas con éste ingrediente que me gusta tanto, pero sinceramente es la primera vez que logro una textura deliciosamente suave y jugosa. No sé si será por el aceite pero me sorprendí muchísimo no sólo por su sabor sino por lo liviano que es, además que desmolda perfectamente. Las especias que he elegido para ésta versión me encantan, me hacen recordar al final del otoño cuando todo es de otro color, y por qué no, de otro sabor, y quizá para los que están deseando que les llegue el verano no les apetece, sin embargo la recomiendo ampliamente para cualquier ocasión. Si pueden, preparen el ganache también, es el complemento perfecto.

IMG_3494editedIngredientes para un molde de bundt de 10 tazas:

  • 260 g de harina todo uso
  • 270 g de azúcar
  • 4 huevos
  • 1 taza de aceite de canola (o cualquier otro vegetal)
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 y 1/2 cucharadita de bicarbonato de soda (baking soda)
  • 1/2 cucharadita de clavo
  • 1/2 cucharadita de nuez moscada
  • 1/2 cucharadita de canela
  • 1 lata de 425 g (15 onzas) de puré de calabaza, mezclado con 1/4 taza de agua
  • 2/3 taza de ganache de chocolate para cubrir (opcional)

* Prepara un ganache con 90 g de chocolate semiamargo finamente picado, 80 ml de nata (heavy cream) y 1/2 cucharadita de extracto de vainilla. Coloca el chocolate en un bol resistente al calor y vierte sobre él la crema previamente hervida. Mezcla y agrega la vainilla.

Procedimiento:

  1. Con una brocha de silicona engrasar con mantequilla el molde de bundt. Tratar de llegar a todos los rincones para que al desmoldar salga perfecto. Enharinar y retirar todo el exceso, golpeando suavemente el molde.
  2. Precalentar el horno a 350ºF (180º C).
  3. Cernir la harina, el bicarbonato de soda, las especias (canela, clavo y nuez moscada) y la sal. Reservar.
  4. En el bol de la batidora colocar los huevos y el azúcar y batir hasta blanquear. A baja belocidad, añadir el aceite y mezclar hasta integrar. Luego subir la volocidad y batir unos minutos para emulsionar bien.
  5. Agregar el puré de calabaza y mezclar hasta integrar. A baja velocidad ir añadiendo los ingredientes secos de a cucharadas hasta finalizar con la preparación, y sin batir demasiado al final.
  6. Colocar la masa en el molde y hornear durante 45 minutos aproximadamente, o hasta que al insertar un palillo en el centro, éste salga limpio.
  7. Retirar del horno y enfriar sobre rejilla durante 10 minutos. Pasado éste tiempo, pasar una espátula angosta de silicona por el borde y desmoldar sobre rejilla. Enfriar unos 20 minutos y bañar con el ganache.
  8. Servir a temperatura ambiente. Si no se consume el mismo día, guardar en nevera en envase hermético.IMG_3501edited

Pastel de calabaza

El clásico pastel de calabaza (auyama, zapallo, etc.) es delicioso, y si lo acompañamos con un poco de nata batida….mmm!!! un lujo! Quizá alguien tenga ganas de preparar éste rico pastel para éstas fechas y por eso quise compartir con ustedes mi receta, que no es nada más ni nada menos que la base para pastel que utilizo en todos los pasteles que preparo (y que no cambio por ninguna!) y que compartí con ustedes en la entrada del blog del Pastel de manzana.

La receta del relleno es la que viene en las latitas de puré de calabaza envasado de la marca Libby´s, nada complicado y con ingredientes que generalmente todos tenemos en casa. Pero si no tenemos puré de calabaza enlatado o queremos aprovechar calabaza fresca, sólo debemos cocinarla al vapor o al horno hasta que ablande, cuidando de que si al final de la cocción tiene mucha agua, quitársela pasando la preparación por un colador muy fino.

Ingredientes:

  • 135 g de azúcar (3/4 taza)
  • 3 g de sal (1/2 cucharadita)
  • 2 g de canela molida (1 cucharadita)
  • 1 g de jengibre molido (1/2 cucharadita)
  • 1 g de “pumpkin pie spice” (1/2 cucharadita), si no lo tienes no importa
  • 0.5 g de clavo molido (1/4 cucharadita)
  • 2 huevos grandes
  • 1 lata de 425 g de puré de calabaza (15 onzas)
  • 350 ml de leche evaporada (12 onzas)
  • 1 disco de masa para pastel (ver receta aquí) para un pyrex de 22 cm aprox (9″)

Procedimiento:

  1. Si no tenemos un disco de masa preparado, proceder con ello y enfriarlo bien. Luego colocarlo en la bandeja de horno tipo pyrex y realizar un repulgue. Si nos sobra un poco de masa, podemos cortar hojitas con cualquier cortador que tengamos en casa, y hornearlas a 350º F por unos 8 minutos o hasta dorar. Cuando nuestro pastel esté frío, las colocamos por encima al gusto. También se pueden utilizar los discos de masa que ya venden hechos (deep-dish pie shell), que vienen en bandejas de aluminio para horno, pero yo nunca los he probado.
  2. Mezclar el azúcar con la sal, la canela, el jengibre, el pumpkin pie spice y el clavo molido en un pequeño bol. En un bol grande batir los huevos y añadir la mezcla del azúcar con las especias y el puré de calabaza. Por último, incorporar poco a  poco la leche evaporada.
  3. Verter la mezcla en el molde que ya tenemos preparado con la masa de pastel.
  4. Hornear en horno precalentado a 425º F durante 15 minutos. Pasado éste tiempo, reducir la temperatura a 350º F y continuar horneando por aproximadamente 50 a 60 minutos más (la receta original dice de 40 a 50 minutos, pero para mí fueron necesarios 60 minutos). Estará listo cuando al insertar un cuchillo o palillo en el centro, éste salga limpio. Enfriar en rejilla por lo menos dos horas antes de servir. Si no se consume por completo el mismo día de preparación, guardar el resto en el refrigerador.
  5. Podemos decorar con unos copos de crema batida. Para ello batimos 200 ml de nata líquida, con 2 cucharadas de azúcar. Colocamos en una manga pastelera y decoramos con una duya en forma de estrella.

Pastel de calabaza

El clásico pastel de calabaza (auyama, zapallo, etc.) es delicioso, y si lo acompañamos con un poco de nata batida….mmm!!! un lujo! Quizá alguien tenga ganas de preparar éste rico pastel para éstas fechas y por eso quise compartir con ustedes mi receta, que no es nada más ni nada menos que la base para pastel que utilizo en todos los pasteles que preparo (y que no cambio por ninguna!) y que compartí con ustedes en la entrada del blog del Pastel de manzana.

La receta del relleno es la que viene en las latitas de puré de calabaza envasado de la marca Libby´s, nada complicado y con ingredientes que generalmente todos tenemos en casa. Pero si no tenemos puré de calabaza enlatado o queremos aprovechar calabaza fresca, sólo debemos cocinarla al vapor o al horno hasta que ablande, cuidando de que si al final de la cocción tiene mucha agua, quitársela pasando la preparación por un colador muy fino.

Ingredientes:

  • 135 g de azúcar (3/4 taza)
  • 3 g de sal (1/2 cucharadita)
  • 2 g de canela molida (1 cucharadita)
  • 1 g de jengibre molido (1/2 cucharadita)
  • 1 g de “pumpkin pie spice” (1/2 cucharadita), si no lo tienes no importa
  • 0.5 g de clavo molido (1/4 cucharadita)
  • 2 huevos grandes
  • 1 lata de 425 g de puré de calabaza (15 onzas)
  • 350 ml de leche evaporada (12 onzas)
  • 1 disco de masa para pastel (ver receta aquí) para un pyrex de 22 cm aprox (9″)

Procedimiento:

  1. Si no tenemos un disco de masa preparado, proceder con ello y enfriarlo bien. Luego colocarlo en la bandeja de horno tipo pyrex y realizar un repulgue. Si nos sobra un poco de masa, podemos cortar hojitas con cualquier cortador que tengamos en casa, y hornearlas a 350º F por unos 8 minutos o hasta dorar. Cuando nuestro pastel esté frío, las colocamos por encima al gusto. También se pueden utilizar los discos de masa que ya venden hechos (deep-dish pie shell), que vienen en bandejas de aluminio para horno, pero yo nunca los he probado.
  2. Mezclar el azúcar con la sal, la canela, el jengibre, el pumpkin pie spice y el clavo molido en un pequeño bol. En un bol grande batir los huevos y añadir la mezcla del azúcar con las especias y el puré de calabaza. Por último, incorporar poco a  poco la leche evaporada.
  3. Verter la mezcla en el molde que ya tenemos preparado con la masa de pastel.
  4. Hornear en horno precalentado a 425º F durante 15 minutos. Pasado éste tiempo, reducir la temperatura a 350º F y continuar horneando por aproximadamente 50 a 60 minutos más (la receta original dice de 40 a 50 minutos, pero para mí fueron necesarios 60 minutos). Estará listo cuando al insertar un cuchillo o palillo en el centro, éste salga limpio. Enfriar en rejilla por lo menos dos horas antes de servir. Si no se consume por completo el mismo día de preparación, guardar el resto en el refrigerador.
  5. Podemos decorar con unos copos de crema batida. Para ello batimos 200 ml de nata líquida, con 2 cucharadas de azúcar. Colocamos en una manga pastelera y decoramos con una duya en forma de estrella.

Pumpkin streusel Muffins – Bollos de calabaza

Pumpkin Streusel Muffins

Hola a tod@s!

Primeramente quiero agradecer de corazón, a tod@s aquellos que se han tomado el tiempo de visitar mi blog en el saludito de bienvenida! Ha sido super emocionante para mí el haber entrado en el mundo de los blogs tan bien recibida y animada!

Octubre…. me gusta éste mes porque “se siente” ya en la atmósfera todo lo relacionado a preparativos para fechas que se aproximan y que son las más memorables para festejar en familia, como Thanksgiving, Navidad…..y porque además es un cambio de estación, no tan remarcado aquí en Centroamérica o el Caribe (el invierno no es tan frío como en el Norte o en el Sur) pero sí bajan bastante las temperaturas y nos permiten vivir éstos festejos en un ambiente agradable, distinto al de todo el año y por lo tanto muy especiales.

Me gusta además porque vamos añadiendo a nuestros dulces o panes o comidas, ingredientes diferentes, que generalmente no consumimos con frecuencia como lo son las pecanas, los arándanos, las moras, la calabaza y muchos otros más que nos recuerdan que estamos en fechas festivas! Así que para darle comienzo a éste blog, elegí una receta muy sencilla pero muy especial; unos bollos de calabaza rellenos de queso crema y cubiertos con nueces, canela, mantequilla… mmm!!! que están de vicio!! Espero les guste esta forma distinta y sencilla de preparar unos simples bollos pero que te dejarán como rey/reina a la hora de servirlos en tu mesa.

Con un cafe/te, tu desayuno sera increible!

Del libro “Best Country Breads” que leí cuando vivíamos en la República Dominicana, cortesía de mi queridísima amiga y excelente repostera Mechi.

Rendimiento: 1 docena (si se hacen en el molde normal de muffins/cupcakes)

Ingredientes para la masa:

  • 1 y 3/4 taza de harina todo uso
  • 1/2 taza de azúcar
  • 3 cucharaditas de polvo de hornear
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/2 cucharadita nuez moscada
  • 1 huevo
  • 1/2 taza de leche
  • 1/2 taza de puré de calabaza cocida o enlatada
  • 1/3 taza de aceite vegetal
  • 3 onzas de queso crema (yo utilizo Philadelphia), cortado en 12 cubos

Ingredientes para la cubierta:

  • 1/4 taza de azúcar morena (de la que es bien humeda, como la americana)
  • 1/2 cucharadita de canela en polvo
  • 1 cucharada de mantequilla bien fría
  • 1/4 taza de nueces finamente picadas

Elaboración:

Precalentar el horno a 400 F y preparar una bandeja de muffins/cupcakes con capacillos/pirotines. (Yo quise probar a prepararlos en miniatura y utilicé un molde de mini muffins de 24 y sin los capacillos/pirotines, como pueden apreciar en las fotos).

Preparar la cubierta con anticipación y reservar. Para ello mezclar el azúcar morena y la canela; con un estribo o cuchillo cortar la mantequilla dentro de la mezcla hasta que obtengamos un granulado grueso. Integrar las nueces.

Para la masa de los bollos, combinar en un bol grande la harina, azúcar, polvo de hornear, canela, sal y nuez moscada.

En otro bol batir huevo, leche, puré de calabaza y aceite. Añadir a los ingredientes secos y mezclar solo hasta humedecerlos.

Llenar los moldes de muffins hasta un 1/4 de su capacidad, colocar un cubo de queso crema y cubrir con el resto de la masa. Espolvorear por encima la mezcla que teníamos reservada para la cubierta.

Hornear aproximadamente de 18 a 22 minutos, o hasta que al insertar un palillo en el centro de un bollo, éste sale seco.

Enfriar por 5 minutos antes de retirarlos de la bandeja a una rejilla para enfriar completamente.

Asi quedan por dentro..... y son deliciosos!!!