Torta de chocolate oscuro con Merengue suizo al caramelo

Ésta torta es oscura…. muuuy oscura!!!! Y deliciosa!!! Para los amantes del chocolate es una experiencia alucinante pero para niños creo que es un poco amarga (aunque todo va en gustos por supuesto). Buscando una receta de chocolate me encontré con ésta delicia y no dudé un momento, decidí que quería probarla y el resultado ha sido fabuloso. Me encanta Sweetapolita, su autora, Rosie, es encantadora y relata cada entrada de su blog con mucho entusiasmo y dedicación, ademas de ser una excelente y experimentada repostera. Siempre publica recetas estupendas, ya he probado varias y no me han decepcionado. En éste caso tuve que hacerle unos pequeños ajustes a la receta de la torta en sí (más abajo les explico por qué) pero han sido mínimos, y por ello no es exactamente igual a la que Rosie preparó (la de ella es un espectáculo!!!!); además yo ya tenía la idea de que mi decoración la quería sencilla, sin pretensiones, algo que me permitiera mostrar la intensidad del chocolate de la torta y por ello omití el baño que su receta indica lleva por fuera. En síntesis, utilicé su receta como base y preparé mi propia versión, la cual espero os guste!!

Los cambios que realicé son los siguientes:

1- Como la preparación queda líquida literalmente, la primera vez que la preparé noté que quedaron “grumitos” sin disolver de ingredientes secos, por lo que para la segunda vez (sí, ésta fue la segunda vez!) intenté agregar los líquidos a los secos en tres veces, para dar tiempo a que se fuera integrando todo poco a poco. El resultado? cero grumo!

2- Este paso es muy importante, si lo omites, puede que te pase como a mí la primera vez, que se te derrame toda la masa por debajo del molde y se queme en el piso de tu horno! Para evitarlo puedes hacer dos cosas, o forras los moldes bien forrados con papel aluminio por fuera o los colocas en una bandeja de hacer galletas, pero nunca los metas en el horno sin alguna prevención. Evita desastres!!!!

3- Para realizar el merengue suizo de caramelo, Rosie indica llevar las claras a baño maria hasta alcanzar 160º F, pero a mí en el primero intento (sí señores, aquí hubo un segundo intento también jaja) me quedaron “huevos cocidos”. No sé si porque la cantidad de claras es poca, lleva sólo cuatro, y ésta temperatura es demasiada para tan pocas claras, pero el punto es que en el segundo intento las dejé alcanzar sólo 120º y quedaron perfectas. Además de ésto, no le agregué la sal, tenía ganas de probarlo así ya que me encanta el sabor a caramelo (dulce). La próxima vez quizá me arriesgue 😉

4- Éste no fue un cambio pero sí una costumbre: utilicé las medidas que están en gramos.

Ingredientes para la masa de la torta:

  • 1 y 1/2  tazas (180 g) de harina todo uso
  • 1 y 1/2 tazas (300 g) de azúcar blanca
  • 3/4 taza (90 g) de cocoa en polvo sin azúcar (utilicé Hershey´s cocoa – special dark)
  • 1 y 1/2 cucharadita de bicarbonato de soda
  • 1 cucharadita de polvo de hornear (levadura química tipo Royal)
  • 1 cucharadita de sal
  • 1/4 taza (60 ml) de aceite vegetal (utilicé aceite de canola)
  • 3/4 taza (190 ml) de suero de leche (buttermilk)
  • 3/4 taza (190 ml) de café caliente
  • 2 huevos a temperatura ambiente, ligeramente batidos
  • 2 cucharaditas (10 ml) de extracto de vainilla

Elaboración:

1- Precalentar el horno a 350º F (180º C). Enmantequillar y forrar con papel pergamino la base de tres moldes desmontables de 6″ (15 cm aprox.) Si no se va a utilizar una bandeja de galletas como base de los tres moldes, forrar cada uno por fuera con papel aluminio tratando de ajustarlo bien para impedir la salida de líquido.

2- Si no tenemos acceso a comprar el suero de leche (buttermilk) la proporción que yo utilizo para prepararlo es por una taza de leche entera, una cucharada de jugo de limón. Se deja reposar por diez minutos y ya tenemos nuestro suero de leche casero. En éste caso, que sólo necesitamos 3/4 de taza, igual preparé la taza completa y luego descarté lo que no necesitaba.

3- En el bol de la batidora, cernir todos los ingredientes secos. Colocaremos el accesorio “pala” de la batidora y añadiremos la tercera parte de los ingredientes líquidos. Batir hasta integrar. Integraremos el resto de los ingredientes líquidos en dos veces más sin batir demasiado después de cada adición. Al finalizar batiremos por dos minutos para integrar bien.

4- Colocar la preparación en los moldes de manera uniforme. Nos podemos ayudar con una balanza de cocina para mayor seguridad.

5- Hornear por 20 minutos y rotar los moldes. Nunca abrir el horno antes de éste tiempo. La masa estará lista cuando al insertar un palillo en el centro, éste sale seco (no pasarnos de horno!), como unos 30 minutos de tiempo en total, todo dependerá de qué tipo de horno tengas.

6- Enfriar en rejilla por 20 minutos y desmoldar, pasando una espatula de silicona suavemente por los bordes e invirtiendo la torta sobre la rejilla. Dejar enfriar por completo. (Cuando enfriaron, yo las coloqué en fundas “ziploc” y las coloqué en la nevera durante toda la noche. Al día siguiente, estaban más firmes para manipular).

Ingredientes para el Merengue suizo al caramelo:

  • 1 taza (200 g) de azúcar blanca
  • 1/4 taza (60 ml) de agua
  • 1/4 taza (60 ml) de crema para batir (nata, heavy cream)
  • 1 y 1/2 taza (340 g) de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
  • 4 claras de huevo (120 g)
  • 1 cucharadita (5 ml) de extracto de vainilla

Procedimiento:

1- Para el caramelo: Colocar 130 gramos de azúcar y el agua en un cazo mediano y llevar al fuego medio sin mezclar los primeros minutos. Cuando vemos que va tomando color ámbar oscuro en los bordes, mover el cazo con movimientos circulares hasta integrar bien y que nos quede todo del mismo color. Retirar del fuego, y mientras añadimos la crema de batir muy lentamente (teniendo cuidado porque salpica), vamos batiendo a mano hasta que obtengamos una preparación cremosa. Apartar y dejar enfriar.

2- Colocar la mantequilla en el bol de la batidora y con el accesorio “pala” batir en velocidad media hasta que nos quede esponjosa, de 3 a 5 minutos. Retirar del bol (si es que sólo tenemos un bol de la batidora, como es mi caso) y lavarlo bien, procurando que no nos quede ningún residuo de grasa. Si deseamos podemos pasarle una servilleta de cocina mojada en jugo de limón.

3- Colocar las claras y el resto del azúcar en el bol de la batidora y llevar a baño maría a fuego medio. Mezclar con batidor de varillas hasta alcanzar una temperatura de 120º F, suficiente para disolver bien el azúcar.

4- Retirar del fuego y comenzar a batir en la batidora a velocidad media durante unos cinco minutos. Incrementar la velocidad a alta y batir hasta formar picos firmes (alrededor de cinco minutos). Una vez que la base del bol esté tibio/frío, reducir la velocidad y con una espátula de silicona comenzar a integrar la mantequilla que teníamos reservada.

5- Cambiar al accesorio “pala” nuevamente y en velocidad baja, agregar el caramelo ya frío. Batir bien hasta suavizar (unos tres minutos).

Montaje de la torta:

1- Nivelar las tres tortas, quitándoles el “globo” o “montañita” si es que les ha crecido un poco en el centro.

2- Colocar el primer piso con la base hacia abajo, en el plato o el pedestal que elijamos para presentar la torta, previamente untado en el centro con una cucharadita del merengue suizo (para que no se nos corra la torta).

3- Colocar el merengue en una manga pastelera y con una boquilla rizada, cubrir el primer piso comenzando desde afuera hacia el centro. Si no deseas ensuciar más cacharros, puedes colocar el merengue con una espátula y nivelarlo bien.

4- Colocamos el segundo piso con la base hacia arriba y realizamos el mismo procedimiento con la manga pastelera para cubrirlo. El tercer piso se colocará de igual manera que el segundo.

5- Cubrir el tope de la torta con abundante merengue, y luego con una espátula pequeña de decorar, dibujar círculos de afuera hacia adentro. Por último, decorar por encima con azúcar perlada rojo rubí de Wilton. Y como dijo Rosie, prepárense para probar el merengue suizo más rico que jamás hayan probado!!!!!!!!

Anuncios