Pastelitos de piña (鳳梨 酥)

IMG_6524edited

Buenos días! Hay alguien por ahí?…. Tanto tiempo ha pasado desde la última receta que publiqué que me vengo asomando con penita por tanto abandono, y para acallar un poco (sólo un poco) mi conciencia, hoy les comparto una receta muy tradicional de mi bello país de adopción, Taiwán, que espero les guste tanto como a mi familia y a mí. Para decir verdad, éstos pastelitos de piña se compran hechos, es muy raro que alguien se dedique a prepararlos en casa porque son como los deliciosos “macarons” en París o los “bagels” en New York por poner un ejemplo, están al alcance de la mano en cualquier pastelería. Sin embargo, para los taiwaneses que por diferentes circunstancias deben vivir lejos de su querida tierra, cuando les entra la nostalgia por un dulce es precisamente por éste y las amas de casa tratan de en lo posible, recrear su tradicional pastelito. Y es lo que he hecho yo en ésta ocasión, pero teniendo la gran ventaja de haber obtenido la “receta secreta” de manos de mi querida amiga taiwanesa Diana, que ha querido compartirla conmigo. La receta de la masa en sí es muy pero muy sencilla, lo que lleva un poco más de tiempo es el relleno de piña, el cual sí tiene su “secreto”.IMG_6530edited

Cuando mi esposo probó uno, me dijo…”es el pastelito más delicioso que he probado en mi vida!!”, imagínense mi alegría!! oír semejante halago directamente de un taiwanés me llenó de emoción (sí, ya sé, es mi esposo y me ama jijiji) pero les aseguro que vi verdad en sus ojos… Me dijo que los pastelitos comerciales a veces ni están hechos con verdadera piña, que la sustituyen por otras opciones menos trabajosas pero dándole sabor a piña, increíble no?, pero en casa como no tenemos acceso a nada comercial, pues hubo que hacer relleno casero y creo que ahí estuvo la clave para que a él le gustaran tanto. Y yo, feliz como una perdiz ♥IMG_6517edited

Y aquí les voy contando sobre el gran secreto del relleno, pues resulta que la piña se cocina casi como una mermelada pero…. lleva un ingrediente que generalmente no utilizamos en casa, la “maltosa” o “azúcar de malta”. He visto en la red que a veces proponen el “corn syrup” o “sirope de maíz” para sustituirla, pero sinceramente no sé si funcione, ya que la maltosa es mucho más densa, más espesa, y el objetivo de utilizarla es obtener un relleno “maleable”, que se pueda moldear con las manos.

Ingredientes: (para 20 pastelitos)

Relleno:

  • 850 g de piña pelada y cortada en cubitos de 1 cm aprox.
  • 160 g de maltosa
  • 100 g de azúcar
  • 30 ml de aceite neutro

Masa:

  • 150 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 300 g de harina todo uso, cernida
  • 100 g de azúcar glas, cernida
  • 20 g de leche en polvo
  • 3 g de sal
  • 60 g de huevo, a temperatura ambiente

Procedimiento:

  1. Podemos preparar el relleno el día anterior ya que necesita estar frío para formar las bolitas. Colocar la piña en un cazo y llevar a fuego medio. Con una cuchara de madera ir removiendo hasta que el jugo de la piña se haya evaporado y añadir el azúcar.
  2. Integrar la maltosa y el aceite y continuar removiendo, hasta obtener una preparación pegajosa y seca (el volumen de la misma se reduce bastante). Retirar del fuego y verter en una bandeja resistente al calor; dejar enfriar por completo antes de utilizar. Lo ideal es refrigerar por unos 30 minutos.PicMonkey Collage 1picmonkey 2
  3. Cuando la pasta de piña esté fría, con las manos un poco aceitadas formar bolitas de 15 gramos y colocarlas sobre la mesada forrada con papel film.
  4. Para la masa, colocar la mantequilla, el azúcar glas y la sal en el bol de la batidora y batir hasta esponjar. Añadir el huevo y batir bien.
  5. Retirar el bol de la batidora, y agregar la harina y la leche en polvo. Mezclar con espátula de silicona sólo hasta integrar. Retirar la masa del bol y envolver en papel film. Dejar descansar en la nevera unos 20 minutos.
  6. Dividir la masa en porciones de 30 gramos. Tomar un trozo de masa y aplanar con las manos, colocando una bolita de piña en el centro. Cerrar y colocar en el molde o cortador cuadrado (el mío es de 4.5 cm por 2.5 cm) sobre placa para galletas previamente forrada con papel pergamino. Presionar la masa suavemente para que tome la forma cuadrada del molde.
  7. Hornear en horno precalentado a 360ºF (180º C) por 8 minutos de un lado, retiramos del horno, los damos vuelta, y horneamos unos 6 minutos del otro, hasta que se vean doraditas de ambos lados. Retirar del horno y dejar enfriar por completo antes de desmoldar. Se pueden guardar en envase hermético a temperatura ambiente por 5 días, después de éste tiempo es conveniente guardar en nevera. PicMonkey Collage 3PicMonkey Collage 4

Por supuesto que admiten otro tipo de rellenos, la próxima vez que los haga voy a probar en rellenarlos con arándanos secos, he probado ésta variedad en Taiwán y me ha encantado también. Espero les haya gustado ésta receta y la prueben, sé que en algunos sitios no se consigue la piña fresca como en Centroamérica y el Caribe donde es fruta del día a día durante todo el año, pero si no pueden hacerlos con piña, dejen volar su imaginación y rellénenlos de lo que más os guste!! Con un té, como se suelen degustar en Taiwán, son exquisitos! Feliz finde y besitos a todos!IMG_6521edited

Anuncios